Vie. Feb 23rd, 2024

Este viernes -20 de octubre- vence la prisión preventiva de 90 días que oportunamente fue impuesta al hombre de 42 años, quien permanece en la Unidad Penal 1 de Paraná.

Esa medida había sido solicitada por el Ministerio Público Fiscal antes que apareciera el cuerpo desmembrado de la víctima, porque todas las pistas conducían al hecho que finalmente se confirmó, por lo que Benitez admitió el crimen cuando ya estaba privado de la libertad.

Según pudo confirmar Diario Río Uruguay, la fiscal Julia Rivoira solicitará, al juez de Garantía German Dri, una extensión de esta medida restrictiva para el único imputado. El planteo incluso ya fue anticipado al abogado defensor, el Dr. Carlos Medina y a los dos abogados querellantes, uno que representa a la madre y el otro al padre de Luisina.

Otro dato remarcado a este medio es que la causa, en la que se sostienen la acusación de femicidio, se encamina hacia un juicio por jurado, el cual deberían tener una paridad de 6 hombres y 6 mujeres. Son estas personas las que deberán resolver las particularidades de un crimen ya admitido, pero que tendrá una condena que dependerá de los agravantes que acepte dicho jurado.

El caso

Luisina Leoncino tenía 24 años de edad cuando desapareció el pasado 9 de julio. Una vez establecido los últimos movimientos de la joven, los dedos de la justicia comenzaron a señalar a Horacio Rafael Benítez (42), alias «Ñoño», quien mantenía una relación con la joven y fue imputado de femicidio, incluso antes del hallazgo del cuerpo.

Finalmente, tras los hallazgos de los primeros restos de Luisina, Benítez terminó confesando el crimen y aportó datos que permitieron encontrar las partes faltantes del cuerpo de la víctima en un basural, en cercanías de calle Castelli y Defensa Sur.

Luisina era hermana de Valeria Leoncino, una joven de 25 años que también fue asesinada en marzo de 2023, por un hombre que estaba obsesionado con ella.
En este otro caso, el femicidio ocurrió en la zona del club Hípico, con amigas de la víctima que fueron testigos del crimen, el cual fue cometido por Carlos Ramón Passarella, quien luego de asesinar a Valeria terminó suicidándose en la avenida Eva Perón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *